Actualmente vivimos a un ritmo frenético donde todo son prisas y nuevas tecnologías, por ello a veces es necesario volver a nuestro orígenes y estar en contacto con la naturaleza. Esto es muy importante sobretodo para los peques de la casa, ya que tiene múltiples beneficios.

1. Sirve para liberar estrés. Los niños pueden correr y sentirse libres porque no hay paredes ni limitaciones para ellos. Los espacios son amplios y la sensación de libertad aumenta.

2. Sirve para aprender. Todo lo que aprendemos vinculado a emociones se graba más fácilmente en nuestra memoria. Así que el hecho de jugar con la arena, dar de comer a los animales, o recoger los frutos que nos da el huerto, son experiencias que provocan emociones importantes para construir el conocimiento. Se pasa de un aprendizaje teórico a uno práctico.

 

3. Impulsa la creatividad e imaginación. Ante la inexistencia de juguetes o dispositivos móviles, los niños deben aprender a jugar haciendo uso de lo que les da la naturaleza. Si no quieren aburrirse, utilizar su imaginación les servirá para creer que son exploradores, con las hojas y la arena pueden crear casas imaginarias, hacer pócimas como si fueran científicos…

4. La naturaleza les alegra, les motiva, les hace estar más felices. Sienten que pueden ser ellos mismos.

5. Sirve para salir de la rutina, desconectar, cargarse de energías y vivir nuevas experiencias, donde todo se puede tocar, oler, ver, oír, probar…

6. Se mejora la conciencia ambiental. Aprenden a cuidar de los demás seres vivos, tanto animales como plantas. Los niños viven una experiencia de libertad pero también de responsabilidad y respeto con el entorno que les rodea.

7. El entorno es ideal para hacer ejercicio y ¡además ese día dormirán estupendamente!

8. Respirar aire puro. Salimos de la contaminación de la gran ciudad que tantas enfermedades respiratorias provoca (como el asma) para limpiarnos el organismo.

9. Es el lugar perfecto para disfrutar de un día en familia.

10. ¡Es gratis!

Y para ti, ¿cómo es un día perfecto en la naturaleza?

Estamos a sólo 30km de Madrid