Como ya vimos en este otro post, en la granja escuela Albitana damos mucha importancia al reciclaje. Consideramos que es una manera de poder cuidar el medio ambiente y a la vez realizar manualidades fáciles para niños. Muchos son los tipos de reciclaje que llevamos a cabo a la hora de hacer dichas manualidades, como son el el reciclado de latas, el de botellas de plástico, así como otros materiales reciclables. Ahora bien, hoy queríamos centrarnos en el reciclaje de papel y cartón.

Todas esas revistas y periódicos que a veces desechamos una vez los hemos leído, pueden convertirse en basura reciclable a la que dar una segunda oportunidad. Ahora bien, además de la posibilidad de hacer manualidades de papel, podemos hacer nuestro propio papel reciclado.

En Albitana poseemos un taller de reciclaje donde enseñamos a los alumnos la importancia de cuidar el medio ambiente y cómo es el proceso del reciclaje del papel. Es una actividad realmente divertida y con la que disfrutan muchísimo. Además, una vez hecho el papel reciclado podremos hacer manualidades con él, como es el caso de unos preciosos marcapáginas que decorarán a su gusto, así como otros cuadros más artísticos si han hecho papel reciclado de colores.

A continuación os contamos cómo se hace el papel reciclado casero para niños y todo el proceso de reciclaje de papel que llevamos a cabo:

1. En primer lugar, cortamos en trocitos las revistas viejas y periódicos que ya no utilizamos.

2. A continuación echamos estos trocitos en un barreño y lo batimos con agua. Dependiendo de si queremos que quede un color grisáceo más homogéneo o si queremos que se puedan ver los trocitos de los antiguos papeles, batiremos más o menos.

3. Si deseamos que nuestro papel reciclado sea de colores, dividiremos la mezcla en diferentes barreños y añadiremos témpera de colores.

4. Con una jarra verteremos la mezcla en el tamiz o bastidor de papel reciclado que previamente hemos hecho con una malla plástica o tela mosquitera y un marco ó cuatro listones de madera. Es importante que esta mezcla una vez vertida quede lo más lisa posible y que cubra todo el tamiz.

5. Dejaremos escurrir el agua sobrante y colocaremos el tamiz encima de unas balletas que absorban el agua. Es importante que estas bayetas se coloquen estiradas en la mesa  para que no queden pliegues.

6. A continuación se colocará otra bayeta por encima de la masa de papel que tenemos en el tamiz y comenzaremos a presionar con los dedos o con otra bayeta para ir eliminando el agua. Hay que ir escurriendo la bayeta colocada en la mesa de vez en cuando para que pueda seguir absorbiendo agua, pero no hay que tocar la que está encima del tamiz.

7. Cuando ya no salga más agua, daremos la vuelta con cuidado a nuestro tamiz/bastidor y aplicaremos ligeros golpecitos para que el papel se despegue de la malla.

8. A continuación colocaremos una bayeta por encima y pasaremos un rodillo con cuidado para eliminar los restos de agua sobrantes que no hemos conseguido hacer desaparecer en los pasos anteriores.

9. Una vez que hemos hecho esto, separaremos una de las bayetas que cubren a nuestro papel.

10. Para terminar voltearemos la bayeta que falta (y a la que está pegada nuestro papel) sobre un papel de periódico para dejarlo secar.

          

11. Y ya estaría! Luego podéis hacer infinidad de manualidades con este papel una vez esté seco, pero a nosotros nos encanta hacer unos preciosos marcapáginas.

Esperamos que os haya gustado. Y tú, ¿cómo reciclas en casa? ¿Haces manualidades con papel reciclado? ¿Conocías esta técnica para reciclar papel casero con niños?

Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Instagram como en Facebook: @granjaescuelaalbitana

Granja escuela Albitana, Camino de las Caudalosas s/n, Brunete, Madrid.

      

  

Estamos a sólo 30km de Madrid